Otoño en Brasil: los mejores destinos para un fin de semana largo

En casi toda la costa brasilera es verano todo el año, pero no necesariamente se puede ir a cualquier playa en cualquier época del año. Te lo explicamos: el...

Array 0

En casi toda la costa brasilera es verano todo el año, pero no necesariamente se puede ir a cualquier playa en cualquier época del año. Te lo explicamos: el invierno en los estados del norte, aunque no signifique bajas temperaturas, es temporada de lluvias. Por otro lado, visitar a las playas del sur, a lo contrário de lo que se pueda creer, puede ser una excelente idea. Te contamos dónde pasarla bien en Semana Santa y otros feriados. Otoño en Brasil: los mejores destinos para un fin de semana largo.

Santa Catarina: Rosa, Bombinhas, Floripa y Camboriú

Muchos por ahí no lo imaginan, pero el otoño es una época muy especial para visitar las playas de Santa Catarina. No son pocos los que creen ser mejor que en verano. Las temperaturas siguen alrededor de los 25 grados, tenés las playas todas para vos y los precios de los pasajes y hospedaje pueden caer unos 30%.

Importante mencionar que el transito también está más tranquilo, por lo que resulta mucho más fácil recorrer la costa y conocer todas las playas que deseás. Acá te sugerimos algunos destinos:

Balneário Camboriú

 

 

 

Te recomendamos Praia do Rosa, Bombinhas, Florianópolis, un resort de playa como el Infinity Resort en Camboriú o el lujoso Ponta dos Ganchos en Governador Celso Ramos.

Para los que viajan con niños, es una buena oportunidad de visitar a Beto Carrero World.

Río de Janeiro

No hay mala epoca para visitar a Río de Janeiro, pero nosotros te garantizamos: la luz del otoño en Río es única. Cada vez más cariocas y turistas descubren la vocación de la ciudad también para ofrecer lindos momentos en los meses de temperaturas más amenas.

No necesitás buscar un aire acondicionado a cada rato y podés, eventualmente, cambiar la playa por un paseo en bicicleta (podés alquilarlas en 19 puntos entre Copacabana, Ipanema, Leblon y Humaitá). Subir al Corcovado o al Pan de Azúcar pasada la locura del verano no requiere tanta paciencia, ni horas de cola, tampoco morirse de calor.

También podés hacer un pic nic en el Parque Lage o en el Palacio do Catete, probar platos calientes imperdibles de la culinaria nacional como el mocotó (guiso de pata de vaca) y conocer los mejores vinos producidos en Brasil.

Sur de Bahia: playa todo el año

Como te contamos, el otoño y/o invierno en el norte de Brasil significa una temporada más larga o más corta de lluvias (depende de cada región), pero te revelamos un secreto: el sur de Bahia tiene un clima distinto. Para unos días especiales en escenarios de ensueño, con arenas claras, mar azul y palmeras, recomendamos Trancoso, Santo André (foto), Arraial D’Ajuda, Caraíva o Corumbau.

Para inovar: Belo Horizonte e Inhotim

Qué tal salir del obvio y conocer a Brasil más allá de las playas? Ahora que Azul ofrece vuelos diarios desde Buenos Aires a Belo Horizonte, en tres horas y media de vuelo llegás a una de las regiones más conocidas por su patrimonio histórico que va desde la arquitectura colonial a joyas del modernismo brasileño.

Tampoco podemos dejar de mencionar su rica gastronomía y el imperdible complejo de Inhotim (foto), que reune colección de arte contemporáneo, exposiciones temporales, jardin botánico, restaurantes y locales con objetos de arte, artesanías y diseño.

Te recomendamos una breve visita a la web de Inhotim para ver con tus propios ojos y empezar a programar tu viaje – y que compres tu entrada con anticipación, para que garantizas tu entrada al parque.

Fotos: Infinity Blue Resort, WikiCommons, Inhotim

 

 

In this article

Join the Conversation

Abrir la barra de herramientas